InicioModelosDupont™ Airguard reflective

dupont™ airguard reflective

Aislamiento térmico y estanco al vapor de agua para edificios.

Barrera de vapor compuesta de Polipropileno, Polietileno y una capa de Aluminio.

Indicada para la protección del aislamiento en la parte interna del edificio, evita la humedad en el aislamiento y gracias a su característica reflectante evita pérdidas de calor por convección siendo además un eficaz elemento de control del flujo de vapor.

PROPIEDADES

Protege su casa:

Es imprescindible proteger cualquier vivienda de los elementos externos como la lluvia, la nieve, el viento y también controlar la circulación del calor, el aire y la humedad dentro del edificio.

Control del vapor:

Lámina de control de vapor indicada para la parte interior de cubiertas o paredes.

Protege el aislamiento:

Es imprescindible proteger el aislamiento de un edificio. Esta lámina impide que la humedad o vapor de dentro del edificio afecte al aislamiento, con el fin que este no pierda su función.

Ahorro:

Actúa como una barrera contra la lluvia, nieve, viento y evita corrientes de aire. Garantiza el control de circulación del calor, el aire y la humedad dentro del edificio y una eficaz actuación del aislamiento utilizado, lo que reduce las pérdidas de calor y permite un considerable ahorro energético.

Respetuosa con el entorno:

Se fabrica con materiales 100% reciclables. Contribuye a una arquitectura sana y sostenible puesto que mejoran la eficacia energética de los edificios. Garantiza un aislamiento térmico eficaz contribuyendo a la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Ligera:

Los rollos tienen un peso reducido que permite una manipulación sin esfuerzos y libera la cubierta y la fachada de una carga excesiva. La unión entre láminas se realiza fácilmente por el solape entre las mismas. En cada rollo viene perfectamente señalizada la zona de unión.

Fácil de manipular y colocar:

Al ser muy maleable, su colocación en rincones y superficies irregulares de cualquier cubierta inclinada (ventanas, chimeneas…) y en fachadas resulta una operación sencilla.

Reforzada, segura y duradera:

Es muy resistente a la rotura y tolera temperaturas extremas, tanto en épocas de frío como de calor.




Reflectante:

Ahorro energético gracias a la eficaz protección reflectante que impide todas las posibles pérdidas de calor, lo que mejora la función del aislamiento.